Llamadas o whatsapp

+34 644.835.772

Correo electrónico

hola@oscosahio.es

Explorando la Biodiversidad: Reservas de la Biosfera en Asturias

Asturias, el paraíso natural del norte de España que esconde tesoros ecológicos que son mucho más que paisajes pintorescos. Sus reservas de la biosfera son testimonio vivo de un compromiso duradero con la conservación y la sostenibilidad. En sus Reservas de la Biosfera destaca la importancia de proteger estos entornos, que conservan la armonía entre el hombre y la naturaleza.

Camino en otoño en Los Oscos   Mar de niebla en La bobia, Reserva de la Biosfera Los Oscos   Paisaje montañoso en Los Oscos

El Turismo Responsable: Descubriendo las Reservas de la Biosfera en Asturias

Viajar a las Reservas de la Biosfera en Asturias no solo es una experiencia turística; es un compromiso con la conservación y el respeto por el medio ambiente. Los visitantes son bienvenidos a explorar estos paisajes vírgenes mediante prácticas de turismo responsable.

La Reserva de la Biosfera Las Ubiñas-La Mesa es un paraíso montañoso que abraza las cumbres de Las Ubiñas y La Mesa. Sus extensos bosques, ríos cristalinos y una rica diversidad de flora y fauna hacen de este lugar un refugio para los amantes de la naturaleza y los entusiastas del senderismo.

La Reserva de la Biosfera Rio Eo, Oscos y Terras de Burón abarca paisajes fluviales, tradiciones pesqueras y arquitectura rural. Es la única reserva de Asturias que incluye mar y montaña. Este rincón de Asturias que revela la interconexión entre la vida humana y los ecosistemas, destaca por sus valles verdes y su patrimonio cultural.

En el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, destaca Muniellos, conocido como el «bosque asturiano», que es otra joya en el repertorio de reservas. Este espacio protegido es hogar de uno de los bosques más antiguos y mejor conservados de Europa. Es también un santuario para especies emblemáticas como el urogallo y el oso pardo.

La Reserva de la Biosfera de Redes deslumbra con sus escarpadas montañas y pintorescos pueblos, donde las tradiciones pastorales han perdurado a lo largo de los siglos. Este paisaje montañoso crea una conexión única entre las comunidades locales y la naturaleza.

En el corazón de la cordillera Cantábrica, la Reserva de la Biosfera Picos de Europa deslumbra con sus impresionantes picos, cañones profundos y valles exuberantes. Hogar del emblemático oso pardo y una rica diversidad de flora y fauna, esta reserva es un testimonio de la grandiosidad natural.

El Parque Natural de Somiedo, es muy conocido por sus brañas y sus lagos. Fueron precisamente las diferencias de altitud que existen en este espacio, las que favorecieron la agricultura y ganadería de trashumancia.  Durante esta,  hombres y mujeres rurales rotaban cultivos y pastos de las aldeas en invierno a la alta montaña en verano.

El Parque natural de Ponga es la reserva donde se encuentra el famoso bosque de Peloño, un hayedo que en el otoño se convierte en una auténtica maravilla. El lugar donde los ríos Ponga y Sella forman grandiosas foces y donde existen escarpados relieves.

Los Oscos: Un Edén en Asturias

Si tenemos que quedarnos con uno, elegimos la Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos y Terras de Burón.

Este pedazo de paraíso natural se compone de una serie de valles, bosques y ríos que crean un escenario mágico para aquellos que buscan sumergirse en la autenticidad de la naturaleza. Esta zona destaca igualmente por mantener vivas sus tradiciones y oficios centenarios.

 

Mujer filando        Mallega, tradiciones en Los Oscos        Terneras en los campos

 

Ahío San Martín: Puerta de Entrada a las Maravillas de Asturias

Para aquellos que buscan sumergirse en la belleza de las Reservas de la Biosfera en Asturias, Ahío San Martín se presenta como el refugio perfecto. Este alojamiento rural, ubicado estratégicamente en San Martín de Oscos, sirve como punto de partida para explorar los tesoros naturales que rodean la región. Desde Ahío San Martín, los visitantes pueden emprender emocionantes excursiones a los parajes naturales circundantes, contribuyendo así a la economía local y a la conciencia ambiental.

 

 

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *